Reiki Ángel de La GuardaProducto Digital

Angel de la Guarda
Angel De La Guarda

Según algunas tradiciones o creencias religiosas se dice que cada uno de nosotros tiene un Angel De La Guarda desde el momento en el que nacemos hasta que morimos, pero la verdad es algo mas que esto, con este curso aprenderás entre otras cosas que:

  • El Angel De La Guarda existe.

Si, los ángeles existen y el Angel De La Guarda es uno de ellos, no importa tus creencias religiosas si las tienes o no, siempre que vibres en amor y armonía, los Angeles te acompañarán.

  • Los ángeles siempre han existido.

Nuestro Ángel de la guarda no se creó con nosotros en el momento de nuestro nacimiento. Él siempre ha existido, desde el instante en el que el Dios Padre/Madre creó a todos los ángeles. Fue un episodio único, un solo instante en el que la voluntad divina generó todos los ángeles, miles.

  • Hay una jerarquía angélica y no todos los ángeles están destinados a convertirse en Ángeles de la guarda.

Los ángeles también difieren en sus deberes y de acuerdo con estos y sus cercanía al Dios Padre/Madre se define esta jerarquía que estudiaremos en este curso. Dentro de esta jerarquía tenemos Angeles, Arcángeles, Querubines, y más, para conocer más sobre los Arcángeles y sus atributos puedes mirar mi curso Maestría De Los 7 Rayos De Los 7 Arcángeles. Algunos ángeles en particular son seleccionados para apoyar un juicio y, si lo pasan, son calificados como ángeles de la guarda.

  • Todos tenemos uno

Todos tenemos por naturaleza un Angel De La Guarda, pero aprenderemos que también podemos llegar a perderlo cuando dejamos de vibrar en amor y armonía y somo atraídos por la negatividad, la oscuridad, el odio, la ira, el rencor, es ante esas situaciones que nosotros mismos vamos perdiendo la capacidad de escuchar y de sentir a nuestro Angel De La Guarda, pero él no nos abandona.

  • Nuestro Ángel nos guía en el camino hacia el cielo

Nuestro Ángel no puede obligarnos a seguir el camino del bien. Él no puede decidir por nosotros, imponernos opciones. Somos y permanecemos libres, este es nuestro Libre Albedrio. Pero su papel es precioso, importante. Como un consejero silencioso y de confianza permanece a nuestro lado, tratando de aconsejarnos lo mejor, sugiriendo el camino correcto a seguir, para obtener la salvación, para merecer el Paraíso, sobre todo para ser buenas personas y buenos cristianos.

  • Nuestro Ángel nunca nos abandona

En esta vida y la próxima, sabremos que podemos contar con él, con este amigo invisible y especial, que nunca nos deja solos.

  • Nuestro Ángel no es el espíritu de una persona muerta

Aunque es agradable pensar que cuando alguien que amamos muere, se convierte en un Ángel, y como tal vuelve para quedarse a nuestro lado, desafortunadamente no es así. Nuestro Ángel de la guarda puede ser nadie que conocimos en la vida, o un miembro de nuestra familia que murió a una edad temprana. Él siempre ha existido, es una presencia espiritual directamente generada por Dios. ¡Esto no significa que nos ama menos! Recordemos que Dios es antes de todas las cosas, Amor.

  • Nuestro Ángel de la guarda no tiene nombre

Lo cierto es que, si tienen nombres, sin embargo, no resulta mayormente relevante para nosotros conocer esos nombres, aunque hay algunos estudios en los que se les han atribuido nombres como en la Kabalah, pero estos son nombres sagrados, no se deben usar a la ligera por lo que no son muy divulgados. En otras corrientes religiosas como la católica donde no se le atribuyen nombres, salvo a algunos de los Arcángeles, ni siquiera a todos ellos.

  • Nuestro Ángel lucha a nuestro lado con toda su fuerza.

No tenemos que pensar que tenemos a nuestro lado un tierno angelito gordito que toca el arpa. Nuestro Ángel es un guerrero, un luchador fuerte y valiente que está a nuestro lado en cada batalla de la vida y nos protege cuando somos demasiado frágiles para hacerlo solos.

  • Nuestro Ángel de la Guarda es también nuestro mensajero personal, encargado de llevar nuestros mensajes a Dios, y viceversa.

Es a los ángeles que Dios se dirige para comunicar con nosotros. Su trabajo consiste en hacernos comprender su palabra y conducirnos en la dirección correcta, siempre que estemos vibrando en amor y armonía y estemos dispuestos a escuchar.

or

Write a Review